Buenos días ahorradoras:

Os contaré un secreto (a voces), soy una fanática del ahorro. Si, ya sé que puede sonar un poco mal lo de fanática, pero lo cierto es que disfruto buscando las cosas al mejor precio. Asumo que en parte es por la educación que he recibido. Mis padres pelearon para sacar a sus hijos adelante y que no faltara de nada. Obviamente no tuvimos lujos, pero nunca me faltó amor, un plato de comida en la mesa, ropa para vestirme, un techo bajo el que vivir y una educación que pagaron con mucho esfuerzo.

Pero sobre todas las cosas me inculcaron el respeto por el esfuerzo y lo que vale conseguir las cosas. Eso mismo es lo que intento enseñar a mi hijo. Por ello creo que podemos conseguir buenas cosas por poco o ningún dinero. Esta publicación la voy a hacer un poco general al ser la primera, para que no resulte pesada, pero iré extendiéndome en publicaciones posteriores.

Nunca te quedes con el primer precio

A la hora de hacer la compra en el supermercado, podemos consultar precios, ofertas y demás a través de los folletos online. Si, puede parecer cansino comparar los precios de un supermercado con otro, pero compensa. Además, suele haber un día a la semana o varios en los que ponen las cosas muy baratas, como los productos próximos a caducar, excedentes, etc… Bien planificado, al final de mes tendremos un dinero extra en la hucha.

Si lo que nos interesa es hacer un viaje, irnos de vacaciones con la familia o simplemente una escapada, podemos encontrar múltiples opciones, como un camping, buscar ofertas de hoteles, viajar en temporada baja, etc… y aunque sea difícil creerlo, se puede viajar, alojarse, comer, etc… totalmente gratis. Ya os iré contando, que esto no tiene desperdicio alguno.

Ahorra y mejora tu calidad de vida

Cuando tenemos que cambiar la decoración, comprar electrodomésticos, etc… soy de las que busca cosas de segunda mano. No solo por el ahorro que implica, si no, por que creo que mucho de lo que hoy en día nos deshacemos, puede perfectamente tener una nueva vida o varias. Tiendas de segunda mano, mercadillos solidarios, visitar páginas donde se regala lo que ya no usamos, restaurar muebles a nuestro gusto…

También hablaremos de ayudas a colectivos, apoyo a emprendedores, cómo hacer cosas nosotros mismos… pero sobre todo me gustaría que todos aprendamos a gastar menos dinero, disfrutar mas de la vida y ser más felices cada día apreciando lo que tenemos y no pensando en lo que nos gustaría tener. Si, en cierta manera es bueno tener ambiciones, pero sin olvidarnos de lo que verdaderamente importa.

¡Empezad el día con un poco de música, un buen desayuno y una gran sonrisa!

Imagen propiedad de José Ramirez en Flickr Creative Commons